Cine Geek Mx

Cine y Entretenimiento

Cine Reseñas

El Teléfono Negro | Reseña

Un efectivo y atrapante thriller.

Póster oficial

4

Ficha Técnica

  • Título original: The Black Phone
  • Director: Scott Derrickson
  • Año: 2021
  • Guión: C. Robert Cargill, Scott Derrickson (Historia original: Joe Hill)
  • Fotografía: Brett Jutkiewicz
  • Música: Mark Korven
  • Reparto: Ethan Hawke, Mason Thames, Jeremy Davies, James Ransone, Madeleine McGraw, Gina Jun, E. Roger Mitchell
  • Distribuidora: Universal Pictures
  • Fecha de estreno: 23 de junio de 2022
Sending
User Review
0 (0 votes)

Es indudable que, en un mercado saturado de pobres propuestas, lo que más se deseé, lo que más se disfruta es aquello que, si bien no innova posea corazón y se base en compromiso sin dejar de lado la calidad tanto en el contenido como en la sustancia.

El público, cansado de encontrar mediocridad con la intención de hacer dinero fácil, ha encontrado en algunos títulos la respuesta a la necesidad de bocanadas de aire fresco, clásicos que puedan envejecer bien y que conectan con emociones que en salas de cine hace mucho no se viven.

Para 2022, Scott Derrickson da en el clavo con El Teléfono Negro, un thriller de buena hechura que será la opción ideal, lejos de polémicas baratas y que sin duda, regala un villano estéticamente inolvidable.

HISTORIA

En una ciudad de Colorado, en los años 70, un enmascarado secuestra a Finney Shaw, un chico tímido e inteligente de 13 años, y le encierra en un sótano insonorizado donde de nada sirven sus gritos. Cuando un teléfono roto y sin conexión empieza a sonar, Finney descubre que a través de él puede oír las voces de las anteriores víctimas, las cuales están decididas a impedir que Finney acabe igual que ellas.

OPINIÓN

Tras una carrera de altibajos (El Día que la Tierra se detuvo) pero llena de aciertos (Dr Strange, Siniestro, El Exorcismo de Emily Rose), Scott Derrickson imprime toda su pasión por el thriller y lo sobrenatural en una dirección precisa, llevada de manera efectiva gracias a su talento para generar atmósferas que el espectador pueda experimentar en primera persona.

Esto último se consigue por un correcto desarrollo en los personajes infantiles. Cada una de las víctimas posee una personalidad bien construida que los hace atractivos, que al público le interesen y cada llamada al teléfono se espera con atención, ya que el protagonista, aunque un tanto sumiso, genera empatía por su espíritu amable, cordial y ajeno a una violencia en la que vive.

Sumado a lo anterior, resultan creativas las pistas que cada contacto a través del artefacto negro regala. Diferentes maneras de escapar, todas conectadas en el clímax de una manera emocionante pero sobre todo satisfactoria.

En contraparte, la hermana del principal se roba la película con su actitud valiente, fuerte sin dejar de lado esa calidez para con su hermano o para con cada niño, tanto si fue agradable como si no. Su irreverencia, aunque un tanto elevada, si que calza bien con la personalidad de la niña, siendo un vehículo sobrenatural clásico de la obra de Stephen King, con referencias notables tanto a IT como a El Cuerpo, Posesión u Ojos de Fuego, herencia para el autor del material de origen Joe Hill (ni más ni menos que hijo del Maestro del Terror).

Cada elemento, como la camioneta negra, las bicicletas, los autos, las salas de recreativas, son llevados con sumo cuidado al detalle para transportar a una ya lejana transición de 1970 a 1980. Habrá que reconocer que la elección de Brett Junkiewicz ha resultado en un apartado visual inmejorable, dada la experiencia del cine fotógrafo en cintas como Scream, Ready Or Not, pero sobre todo por su participación en Stranger Things, siendo esta serie un piedra angular para producciones recientes que le dan a lo retro belleza estilística con los recursos actuales.

Los vestuarios y maquillaje ayudan a que tanto efectos por computadora como prácticos sobresalgan. Las escenas de gore están bien ejecutadas y los jumpscares entran en el momento preciso, ante sala de momentos de quietud que sirven para darle espacio a los rincones del pueblo claves en la historia.

En lo musical, Mark Korven repite una estupenda labor tal y como lo hizo en El Faro, Ecos en la Oscuridad o Yo Escuché a las Sirenas Cantar, dándole oscuridad a cada escena a la par de iconicidad perturbadora. También son de destacar la selección de canciones presentes, especialmente la inclusión del tema On The Run de Pink Floyd en una secuencia que transmite adrenalina.

Respecto a las actuaciones, todos los involucrados hacen excelentes interpretaciones, con mención especial a Ethan Hawke, quien sabe cómo llevar los cambios bruscos de de humor, regala momentos de sobresalto y que también proyecta perfectamente ese macabro infantilismo del Raptor en sus juegos llenos de crueldad.

La cinta, hay que decirlo, no explora ni explica demasiado sobre el antagonista, algo que pudo generar flashbacks con los que habría ganado aún más impacto, habría dado mayor justificación a las motivaciones de su actuar pero sobre todo, podría darle un trasfondo más cotidiano, por ende, proyectando mayor sensación de riesgo como si se logró, por ejemplo, con Buffalo Bill, el asesino serial de El Silencio de los Corderos.

En conclusión, El Teléfono Negro es una propuesta efectiva que mantiene a la audiencia al borde del asiento gracias a una excelente dirección, un guión que correctamente se centra en los niños pero que deja que el secuestrador brille, y un apartado técnico que hace de esta una experiencia inmersiva, dejando todavía muchas preguntas que pueden resultar en producciones sumamente atractivas.

Tráiler oficial

Dejanos tu comentario
Fotógrafo de prensa, escritor de reseñas, productor y locutor. Colaborador en Cine Geek y Director de Viernes Sin Anestesia.