Cine Geek Mx

Cine y Entretenimiento

Cine Reseñas

Riesgo Bajo Cero | Reseña

Los camioneros del hielo al estilo Neeson.

Póster oficial

3

Ficha Técnica

  • Título Original: The Ice Road
  • Director: Jonathan Hensleigh
  • Guion: Jonathan Hensleigh
  • Año: 2021
  • Actores: Liam Neeson, Laurence Fishburne, Marcus Thomas, Amber Midthunder, Matt McCoy, Martin Sensmeier.
  • Distribuidora: Zima Entertainment
  • Fecha de estreno: 9 de septiembre de 2021
Sending
User Review
0 (0 votes)

Si hay un actor que ha probado en su madurez saber patear traseros con estilo y sin mayor pretensión, ese es Liam Neeson. En su amplio historial como actor, destaca su presencia como Zeus en el remake de Furia de Titanes y su secuela, el entrenador/villano del Caballero de la Noche en Batman Inicia o incluso como caballero Jedi, maestro de Obi Wan Kenobi en el Episodio I de Star Wars.

Incluso en papeles ya más terrenales, Neeson se ha enfrentado a una camada de lobos en Un Dia Para Sobrevivir, salvado a su hija, esposa y a sí mismo en la saga de Búsqueda Implacable, instalándose de buena manera como héroe de acción maduro que es más indestructible que Stallone y compañía.

En ese tenor que comienza a parecer un subgénero, llega una nueva cinta con Neeson como protagonista por parte de Jonathan Hensleigh, guionista detrás de cintas de acción como Armaggeddon, El Santo, Duro de Matar: La Venganza e incluso la primer Jumanji, y que como realizador ha dirigido solamente tres largometrajes anteriormente, uno de ellos siendo The Punisher del 2004.

Esta vez, Liam se mete en el papel de Mike McCann, experimentado conductor de cargamentos, que a falta de trabajo y la labor de cuidar a su hermano menor, el veterano de guerra herido Gurty (Marcus Thomas), acepta la misión de atravesar un océano congelado con el equipo necesario para salvar a un grupo de mineros que están atrapados y con poca esperanza de sobrevivir. Así, el experimentado McCann liderará al grupo de salvamento a través de la ruta de hielo, sorteando los peligros que le va presentando.

La película ofrece justo lo que vende: entretenimiento puro, momentos divertidos y a un Neeson que sigue disfrutando este aire de estrella de acción popular. Aquí, McCann no es poderoso ni inmortal, sino un humano más con ciertas habilidades que resultan útiles para el desarrollo de la acción y hasta en algunos puntos un buen suspenso.

Al ver esta cinta, es inevitable pensar en algunas claras referencias, una televisiva bastante reciente y otra cinematográfica que nos remonta a la década de los 50s así como a la literatura francesa. La primera hace alusión al show de History Channel, Rutas Mortales, en la que seguimos a unos camioneros que atraviesan difíciles caminos poniendo en riesgo sus propias vidas pero cumpliendo con llevar sus diversos cargamentos.

La otra clara referencia nos remonta a la obra de Georges Arnaud titulada El Salario del Miedo, que fue adaptada a cines por el maestro Henri Georges Clouzot en 1953, donde un pequeño grupo de chóferes tenían que llevar una carga de nitroglicerina a través de un camino inhóspito en el que cada momento la probabilidad de muerte les respirará en el cuello.

Hensleigh deja de lado el enfoque dramático humanista para desarrollar en su guion un thriller efectivo lleno de clichés que hacen que esta aventura sea disfrutable a más no poder. Apoyado en el carisma de su protagonista, el realizador se enfoca en mostrar buenas secuencias al volante así como una que otra pelea mano a mano que no luce del todo. Y es que si hay algo que le robe cámara a Liam Neeson son los camiones Kensworth que montan los personajes así como las hazañas que realizan en ellos, algunas bastante bien hechas y otras que rayan en el absurdo, remitiéndonos a sagas como Rápido y Furioso

Un punto donde adolece esta aventura es en los efectos especiales, ya que hay situaciones en las que se ve el bajo presupuesto de la cinta aunque afortunadamente no repercute mucho ni en el ritmo del filme ni en las mejores secuencias de acción. También, el cast secundario aparece de adorno, queriendo desarrollar una subtrama acerca de las injusticias corporativas tratando de enfocarse en los mineros cuya situación de encierro y urgencia de salvamento recuerda a aquella anécdota de la vida real de los 33 de Chile, pero que aquí no funciona más que como recordatorio de que Neeson y compañía deben patear nieve y traseros hasta lograr su urgente cometido. 

Acompañan a Liam el veterano Laurence Fishburne como otro experimentado chófer que se centra en salvar vidas aunque le cueste la suya, la joven Amber Midthunder como la rebelde pero de noble corazón que acepta la labor por razones muy personales, así como Benjamin Walker como el ‘tipo de la aseguradora’ llamado Varnay, que está en el viaje para asegurarse de que todo vaya bien en el camino de hielo. 

Así, sin mayores pretensiones ni una gran profundidad, la dupla de Hensleigh y Neeson consiguen dar un relato de camioneros bastante entretenido para ponerse literalmente en neutral y dejarse llevar por el carisma y presencia del protagonista, algunas buenas escenas de drama y suspenso así como de villanos indestructibles que al buen actor irlandés le hacen lo que el viento, o en este caso, la nieve, a Juárez, haciendo de Riesgo Bajo Cero un filme que se suma a la colección del subgénero del veterano héroe de acción, ofreciendo justo lo que se espera de él y sin necesidad de llegar (aún) al espacio. 

Tráiler oficial

Dejanos tu comentario