Cine Geek Mx

Cine y Entretenimiento

Cine Reseñas

Justicia Implacable | Reseña

Justicia Implacable: Ritchie, Statham y un camión de valores.

Póster oficial

3.5

Ficha Técnica

  • Título Original: Wrath of Man
  • Director: Guy Ritchie
  • Guion: Guy Ritchie
  • Año: 2021
  • Actores: Jason Statham, Holt McCallany, Jeffrey Donovan
  • Distribuidora: Imagem Filmes
  • Fecha de estreno: 20 de mayo de 2021
Sending
User Review
0 (0 votes)

En el año de 1998 se lanzó el primer largometraje de un director británico que sorprendió a propios y extraños. El filme, llamado Juegos, Trampas y Dos Armas Humeantes (Lock, Stock and Two Smoking Barrels), se convirtió en una especie de cinta de culto que resultó ser no sólo un parte aguas en la carrera de su realizador, Guy Ritchie, sino también en la proyección que algunos de los actores del proyecto tendrían a futuro como Vinnie Jones, Dexter Fletcher y el “indestructible” Jason Statham.

Después de dos colaboraciones juntos, una bastante exitosa (Snatch: Cerdos y Diamantes, 2000) y otra bastante fallida (Revolver, 2005), además de aciertos y fracasos en las amplias, pero aún cortas carreras de ambos, la dupla de Ritchie y Statham se reencuentra para contar la historia de H, un misterioso guardia de seguridad de un camión de valores que parece no ser lo que aparenta en Justicia Implacable.

La cinta, que es un remake del filme francés Le Convoyeur (o Cash Truck, en inglés) del 2004, dirigido por Nicolas Boukhrief que contaba en los roles estelares con Albert Dupontel y Jean Dujardin, deja atrás esta visión francesa para llevarnos a los Estados Unidos donde el señor H (Statham) se comporta de maneras distintas a las que los guardias de seguridad lo harían, enfrentando riesgos por sí sólo y repartiendo una especie de justicia que disfraza los verdaderos motivos de su misterioso andar en el mundo de los camiones de valores.

Hay cosas características de Ritchie en su labor como director que podemos notar claramente en Justicia Implacable. Ahí vemos los ambientes sórdidos de los mundos que rodean no sólo a los guardias de seguridad y a H, sino a los grupos delincuentes y sus actos. También está ese constante juego de ambigüedad moral que podemos ver en sus cintas más logradas o incluso en su anterior filme, Los Caballeros (2019), donde la dicotomía del bien y el mal cruza todas las líneas posibles para manejarse en áreas grises donde todo es posible si tiene una debida justificación.

Además, Ritchie se aleja un poco de las tradicionales cintas de robos como Asalto al Camión Blindado (Antal, 2009) o El Robo Perfecto (Gudegast, 2018) donde el juego del ‘gato y el ratón’ son bastante aclichados. En este remake, el británico parece más inspirado en la obra maestra de Michael Mann, Fuego contra Fuego (Heat, 1995), donde un robo a un camión de valores desata una persecución donde la acción se equilibra con un buen desarrollo de personajes sin imponer una línea moral entre lo bueno y lo malo.

Aunque Ritchie no logra la profundidad de Mann, si entrega una visión entretenida valiéndose de la actuación de Statham, acostumbrado a hacer estos roles de héroe/villano cuya delgada línea entre las buenas y malas acciones que comete suele ir más allá, además de facultarle con la facilidad de patearle el trasero a quien se le ponga en frente, ya sea por justicia o por venganza.

Si bien el protagonista es un tanto plano en sus actitudes o no muestra algo que no hayamos visto antes en Statham, no cabe duda que le queda muy bien. El verlo pasear por estos sub mundos, el mostrarse como un ser amenazante que va en busca de cumplir su objetivo sin mirar a quien debe de dejar de lado, resulta inquietante. Algo similar pasa con los supuestos antagonistas, destacando a Scott Eastwood que poco a poco se va robando el show entre ellos sin mucho esfuerzo.

Alejándose de las cámaras lentas que de repente usaba en sus escenas de acción, Ritchie le saca jugo a la primera secuencia del filme para convertirlo en el detonante de las cosas que vendrán. A partir de tomas bastante cerradas que sólo muestran lo que sucede con el camión de valores en su interior sin mostrar lo que pasa a distancia más que por lo que se escucha. Ritchie transforma ese momento en la pieza clave del rompecabezas que une todo y a su vez revela las intenciones del protagonista.

Aunado a esto y a pesar de que no todos los personajes tengan un buen desarrollo, Ritchie logra crear estas atmósferas inherentemente violentas que nos llevan a través del enojo de un hombre y al grado al que puede llegar para satisfacer su venganza. Gracias a una musicalización interesante y un buen montaje, este thriller de acción no viene a reinventar el género pero nos recuerda que, a veces, un poco de Ritchie, Statham y un camión de valores no hace daño.

Tráiler oficial

Dejanos tu comentario